La esperadísima séptima temporada de Juego de tronos ya está aquí con su primer capítulo, titulado “Dragonstone”, que comienza con un banquete del pérfido Walder Frey (David Bradley) en su morada de las Tierras de los Ríos, Los Gemelos, al que ha invitado a todos los hombres de su casa. Pero un espectador con buena memoria recordará que la muy habilidosa Arya Stark (Maisie Williams) le asesinó en “The Winds of Winter” (6×10) para vengar la muerte de Catelyn (Michelle Fairley), Robb (Richard Madden) y Talisa Stark (Oona Chaplin), su madre, su hermano y su cuñada embarazada, en “The Rains of Castamere” (3×09). La cuestión es que la mayoría de los perpetradores fueron los Frey en conjunto, así que Arya va a culminar ahora su venganza contra ellos, disfrazada de Walder: una forma contundente de iniciar la temporada.

Bran Stark (Isaac Hempstead Wright) tiene una visión absolutamente espeluznante cómo avanza del ejército más temible de todos: el de los muertos comandados por el Rey de la Noche (Vladimir Furdik), al que acompaña el zombi del gigante Mag, el Poderoso (Neil Fingleton), muerto en “The Watchers on the Wall” (4×09) durante el intento de los Salvajes de tomar el Castillo Negro de la Guardia de la Noche, atravesando el Muro. Bran llega a dicho castillo con la ayuda de Meera Reed (Ellie Kendrick), y le demuestra a Eddison Tollett (Ben Crompton) que es quien dice ser para que les permitan cruzar el umbral y acceder al castillo, rodeado del crudo invierno que también avanza.

juego de tronos 7x01

HBO

Mientras tanto, Jon Snow (Kit Harington), aclamado como Rey del Norte, encomienda a los suyos conseguir vidriagón, pues es lo único que acaba con los Caminantes Blancos del ejército de los muertos, adiestrar a la población en el combate y no castigar a los familiares de las casas que les traicionaron luchando al lado de Ramsay Bolton (Iwan Rheon), despedazado por sus propios perros en “Battle of the Bastards” (6×09) a instancias de Sansa Stark (Sophie Turner), que había sufrido sus crueldades. Y con ella es precisamente con quien Jon tiene una discrepancia en público, frente a sus fieles, sobre el castigo a los traidores, en la que él hace valer la potestad de su cargo.

Ello sucede con la presencia del ladino Petyr “Meñique” Baelish (Aidan Gillen), Davos Seaworth (Liam Cunningham), Brienne de Tarth (Gwendoline Christie), la enérgica, lacónica y sorprendente Lyanna Mormont (Bella Ramsey) o el salvaje Tormund Giantsbane (Kristofer Hivju), a cuyos hombres manda defender los castillos de la Guardia de la Noche, paradójicamente. Luego, Jon y Sansa liman asperezas en una conversación que vuelve a dejar clarísimo lo endurecida que está y que no tiene un solo pelo de tonta. Como su mentora en cierta manera, la imponente reina Cersei Lannister (Lena Headey), que acabó con sus enemigos en Desembarco del Rey de un plumazo durante la escena más recordada de “The Winds of Winter”, y ahora habla con Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) sobre la fragilidad de su posición, con enemigos rodeándoles.

juego de tronos 7x01

HBO

El psicopático Euron Greyjoy (Pilou Asbæk) acude a su llamada con la intención de ofrecer la gran flota de la Isla de Hierro a los Lannister y a él mismo como posible esposo de Cersei, pero Gregor “La Montaña” Clegane (Hafþór Júlíus Björnsson), resucitado con malas artes por Qyburn (Anton Lesser), no le permite ni acercarse a ella. El montaje dinámico que se contempla a continuación con las penurias de Samwell Tarly (John Bradley) como colocalibros, vaciaorinales y sirvecomidas en la Ciudadela, a la que Jon le había enviado para estudiar en los miles de volúmenes de la biblioteca cómo vencer al ejército de los muertos, labor que no se le permite hacer, nos llena de hilaridad.

Y es un auténtico lujo tener a Jim Broadbent como el archimaestre Marwyn, que parece confiar demasiado en un futuro halagüeño con la protección milenaria del Muro. Pero Sam no está dispuesto a faltar a su encomienda, así que roba las llaves de la zona restringida y se lleva algunos de sus libros. Brienne continúa adiestrando en el uso de la espada a Podrick Payne (Daniel Portman) y Tormund la sigue pretendiendo; como Meñique a Sansa, por lo que se nos da a entender. Por otro lado, Arya se encuentra de camino a Desembarco del Rey con un grupo de soldados jóvenes que parecen amables, y le ofrecen comida antes de preguntarle por el motivo de que vaya a la capital. “Voy a matar a la Reina”, responde, pero ellos se lo toman a guasa.

juego de tronos 7x01

HBO

Y Sandor “El Pero” Clegane (Rory McCann), que reapareció durante “The Broken Man” (6×07) después de enfrentase a Brienne y que Arya le abandonara a la muerte en “The Children” (4×10), busca y encuentra refugio de la nevada en una vivienda conocida con los seguidores del Señor de la Luz, que desconocen por qué este ha devuelto a la vida a Beric Dondarrion (Richard Dormer) con la intercesión de Thoros de Myr (Paul Kaye). Y Sandor tiene una visión mirando el fuego de la chimenea, y ve a los muertos caminar junto a uno de los castillos de la Guardia de la Noche que hay junto al Muro, y entonces Beric piensa que ellos están allí con objeto de luchar contra el ejército de zombis.

Sam, acompañado de Gilly (Hannah Murray) y su hijo, halla de dónde sacar vidriagón en uno de los volúmenes de la Ciudadela. Descubrimos que Jorah Mormont (Iain Glen), enfermo de psoriagrís desde “Kill the Boy” (5×05), es uno de los internos del lugar, y le pregunta a Sam si Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) ha arribado ya a Poniente tras surcar el Mar Angosto con su flota. Y la vemos lográndolo en la secuencia que sigue, acompañada de Tyrion Lannister (Peter Dinklage), Lord Varys (Conleth Hill), Gusano Gris (Jacob Anderson), Missandrei (Nathalie Emmanuel) y sus tres dragones; pisa la playa y entra en el castillo vacío de Rocadragón, perteneciente a su familia. Y cuando pronuncia sus únicas y elocuentes palabras del capítulo, uno se reafirma en lo que lleva pensando toda esta última hora: lo mucho que ha echado de menos Juego de tronos.

Fuente | Hipertextual