Juego de Tronos (Game of Thrones) estrena su esperadísima séptima y penúltima temporada hoy 16 de julio. Ha pasado más de un año desde que finalizó la temporada anterior.

La decisión de atrasar el lanzamiento de la séptima temporada tiene relación con el clima. Los productores de la serie decidieron cambiar las fechas de grabación de los episodios para aprovechar mejor el clima invernal en las locaciones elegidas.

Pero considerando que ha pasado tanto tiempo entre el final de la sexta temporada y el inicio de la nueva, vale la pena recordar algunos datos clave que deberíamos tener en cuanto empecemos a ver el primer episodio de la séptima temporada.

1. Arya Stark finalmente vuelve a Westeros

Después de quedar ciega, ser apuñalada y casi morir, Arya Stark abandona Bravos y regresa a Westeros.

Lo primero que hizo, antes de acabar la temporada, fue visitar a Walder Frey, darle de comer los restos de su hijo y matarlo. No olvidemos que fue en la Casa Frey donde sucedió la boda roja.

Frey, obviamente, estaba en la lista de personas a las que quiere asesinar de Arya en venganza a ser organizador, cómplice y partícipe del asesinato de su hermano Rob, su cuñada Talisa Maegyr y su madre, Catelyn Stark.

2. Cersei Lannister hizo explotar el Gran Septo de Baelor

Cersei Lannister presionó el botón de reset a sus problemas y sus dominios haciendo explotar el Gran Septo de Baelor, donde, entre muchísimos otros, murieron el Gorrión Supremo (High Sparrow), Margaery Tyrell y uno que otro Lannister.

Así se quita de encima prácticamente todo aquello que no le permitía gobernar como ella quería. ¿El problema? Tommen, su último hijo vivo decidió suicidarse al ver la explosión y entender que Margaery había muerto.

Con todos sus hijos y su padre muerto, la sexta temporada de Juego de Tronos acaba con Cersei haciéndose del Trono de Hierro.

3. Daenerys y su flota van de camino a Westeros

Otra de las escenas finales clave del último episodio de la sexta temporada. Después de años recorriendo medio mundo intentando hacerse de un ejército para retomar el control de los siete reinos,  Daenerys Targaryen y su inmensa flota de barcos lleno de soldados van camino a Westeros.

Recordemos también que antes de acabar la sexta temporada, Daenerys formó una alianza con Yara Greyjoy para retomar el control de las Islas del Hierro de su tío, Euron Greyjoy que asesinó a su hermano (padre de Yara y Theon), Balon Greyjoy.

4. La suerte de Jon Snow cambia

Después de temporadas enteras de sufrimiento, traiciones que acabaron en su muerte, la suerte de Jon Snow cambió en la sexta temporada. Revivido por Melisandre, empezó a encontrar aliados a su camino que quieren que sea él su nuevo rey.

Además de revivir, tuvo la fortuna de reencontrarse por primera vez en mucho tiempo con uno de los miembros de su familia, Sansa Stark.

Unidos los dos hermanos, declararon la guerra a Ramsay Bolton para retomar el control de Winterfell, antes gobernado por la familia Stark. La batalla fue terrible, se cobró la vida de Rickon Stark, dejó Jon Snow a punto de morir y a su ejército diezmado. Sólo fueron capaces de ganar con la intervención en último momento del ejército de la Casa Arryn, cortesía de Petyr Baelish (Meñique o Littlefinger).

Con la batalla ganada, recuperado Winterfell, capaz de haber unido a diferentes casas, ejércitos y salvajes, Jon Snow es declarado Rey del Norte.

El penúltimo y memorable episodio de la sexta temporada, Batalla de los Bastardos acaba con Sansa Stark permitiendo que los perros salvajes de Ramsay Bolton se coman a su amo.

Además, no hay que olvidar que en la sexta temporada se hizo realidad una de las teorías de los fans más populares: Jon Snow no es un bastardo, no es hijo de Ned Stark y por lo tanto no es hermano de Sansa, Arya o Rob. Es el hijo de Rhaegar Targaryen (hermano de Aerys y por lo tanto el tío de Daenerys) y Lyanna Stark (hermana de Ned) a quien Rhaegar mantenía capturada en la Torre de la Alegría (Tower of Joy).

Lo cual nos lleva al último punto:

5. Bran Stark es el nuevo Cuervo de tres ojos

Todo indica que algunos de los mayores y más grandes problemas a lo largo de Juego de Tronos son ocasionados por Bran Stark regresando en el tiempo, reviviendo cosas del pasado e intentando cambiarlas.

Así fue como nos hemos enterado el pasado real y padres verdaderos de Jon Snow pero también sus visitas al pasado causaron el daño cerebral que dejó a Hodor incapaz de repetir otra palabra que no sea esa, “Hodor”.

Es posible, además, que sea Bran el responsable que el padre de Daenerys Targaryen, Aerys se convierta en el rey loco, susurrándole palabras al oido, durante sus viajes al pasado.

La sexta temporada, recordemos, acaba con Bran reemplazando al viejo dentro del árbol y asumiendo su papel como el nuevo Cuervo de tres ojos.

La séptima temporada de Juego de Tronos se estrena el 17 de julio y se transmite en HBO.

Fuente | Hipertextual