La serie de Narcos ha estrenado su tercera temporada en Netflix. En esta ocasión nos contará la intrincada historia del Cartel de Cali. Nueva caras y nuevos tramas se unen a este drama basado en la vida real, uno de los títulos de mayor éxito en esta famosa plataforma de streaming.

Cuando terminó la primera temporada de Narcos estábamos seguros de no querer una segunda entrega, porque a la más que conocida historia de Pablo Escobar le quedaba muy poco para llegar a su trágico final y creíamos entonces que la exitosa fórmula de la primera entrega difícilmente se podría mantener durante más temporadas. Aun así, la segunda temporada tuvo mucho éxito y parece que Netflix sigue apostando por este título que, de seguir así, irá abordando historias de otros capos.

Wagner Moura, Benicio del Toro y Andrés Parra son algunos de los actores que han interpretado al narcotraficante Pablo Escobar en películas y series.

En manos de Peña

Nuestro ya conocido agente Javier Peña, interpretado por Pedro Pascal, vuelve a Colombia para ir tras el cartel de Cali, encabezado por los hermanos Rodríguez Orejuela, así como los autodenominados “Caballeros de Cali”, Pacho Herrera y Chepe Santacruz.

Peña pronto se da cuenta que además de los capos existe una red de personajes corruptos que hacen que el lucrativo negocio funcione. Ahora con más jerarquía dentro de la DEA de todas formas se dará de narices con aquellos intereses y personas que trabajan con doble agenda. Los nóveles agentes que envían para apoyar a Peña poco a poco se irán fogueando en la difícil vida de agentes de la DEA en tierras tomadas por el narco. Es Peña el que ahora hace de narrador, el que nos explica el panorama, los negocios y las identidades de los implicados en la historia.

Nuevos rostros

Las historias de todos los coludidos en las operaciones de cartel de Cali son muy interesantes. Tendremos, además del trama principal, un puñado de historias que mantienen el ritmo de los episodios. Esta tercera temporada de Narcos te mantiene mucho más enganchado de lo que se pueda creer, aunque sí existe una pequeña curva de adaptación a la nueva historia, ahora sin el personaje de Escobar.

A pesar de lo anterior, cuando menos te imaginas ya estarás por la mitad de la serie. Sin duda, Narcos es ideal para maratonear. Los nuevos personajes son muy destacados y las historias pronto toman vuelo. Uno de las nuevas caras es nada menos que Miguel Ángel Silvestre (a quien también hemos disfrutado otra serie original de Netflix: Sense8) y José María Yazpik, quien realiza el papel de Amado Carrillo, mejor conocido como “El señor de los cielos”. Personaje que, por cierto, deja ver las intenciones de la serie en centrarse en su cuarta temporada en el cartel de Juárez.

El cartel de Juárez empieza a ganar protagonismo en los nuevos capítulos de la serie ‘Narcos’, en la que han participado también varios actores mexicanos.

Un drama adictivo

Es cierto que Narcos atrapa la atención con distintos recursos: tensión, acción, formato policíaco, sin embargo, sí se siente que por momentos abusa un tanto de estos elementos, incluso hay situaciones en donde claramente no hay verosimilitud. Escenas un tanto sacadas de la manga para crear tensión y que, a la larga, no resultan relevantes.

A pesar de ello, nos encontraremos pegados a la pantalla para ver la resolución de los intrincados eventos de este drama. Un gran acierto son las tomas de archivo, que por más fuertes que parezcan nos recuerdan que esta serie está basada en hechos reales, hechos muchas veces dolorosos y con los que una gran cantidad de personas han sufrido. Aunque aquí nos centramos en hablar del programa y nada más, la discusión de si esta clase de series y películas son una apología al mundo del narcotráfico está muy lejos de resolverse.

Nada es igual

Narcos parece haber puesto la marca demasiado alta para sí misma. La primera entrega de esta serie sigue siendo, por mucho, la mejor de la franquicia. Tal vez la fórmula está gastada o los recursos ya no sorprenden o las dos cosas pero definitivamente la tercera entrega está lejos de la hechura y fuerza de la primera entrega.

Eso sí, lo mejor de esta tercera temporada son las actuaciones. En particular Damián Alcázar, el encargado de dar vida a Gilberto Rodriguez Orejuela y a quien ya conocíamos de la temporada anterior, es un actor que siempre sorprende. Muchos de las nuevas caras son actores elegidos con gran tino.

Así pues, prepárate para un buen maratón con la tercera temporada de Narcos que ya está disponible para todos los suscriptores de Netflix desde este 1 de septiembre.

Dejamos el tráiler final de la serie.

Fuente | Hipertextual