La astronomía en diciembre nos regala una superluna (y otros imperdibles eventos)

Una superluna y las últimas lluvias de estrellas, incluidas las espectaculares gemínidas, son algunos de los eventos astronómicos que no debes perderte.

El comienzo del mes de diciembre trae consigo la última oportunidad para disfrutar de los eventos celestes del final de año. Durante las próximas semanas podremos disfrutar de varias lluvias de estrellas, una superluna y algunos fenómenos planetarios de interés para terminar 2017.

El próximo 21 de diciembre también ocurrirá el cambio de estación, dando paso en el hemisferio norte al invierno, y en el hemisferio sur, al verano. Desde Hipertextualresumimos los eventos más destacados de la astronomía en diciembre que no puedes perderte.

La Luna en diciembre

El domingo 3 de diciembre disfrutaremos de una superluna, una denominación no del todo correcta desde el punto de vista científico que se ha popularizado tanto que hasta la NASA emplea este término en sus comunicados.

El fenómeno ocurre cuando nuestro satélite se sitúa en el punto más cercano a la Tierra (perigeo) en fase llena, lo que permite contemplarlo un poco más grande y brillante de lo normal, como se observa en la imagen, aunque sea difícil percibirlo a simple vista. Posteriormente, la Luna estará en cuarto menguante el próximo domingo 10 de diciembre, habrá Luna nueva el lunes 18 de diciembre y volverá a observarse la Luna llena el martes 26 de diciembre.

Las últimas lluvias de estrellas del año

gemínidas

Asim Patel (Wikimedia)

Las gemínidas, la última gran lluvia de estrellas del año y uno de los meteoros más espectaculares, alcanzarán su pico máximo el jueves 14 de diciembre, aunque podrán disfrutarse entre el 12 y el 16 de diciembre, según la Sociedad de Observadores de Meteoros y Cometas de España. Se calcula que su actividad podría llegar a los 120 meteoros por hora. Este fenómeno sucede cuando la Tierra atraviesa la región del espacio en la que se encuentran los restos del asteroide (3200) Faetón, un momento en el que los pequeños fragmentos impactan contra la atmósfera terrestre incendiándose y provocando brillantes destellos visibles desde la superficie. Aunque esta lluvia de estrellas parece proceder de la constelación de Géminis, lo que explica su denominación, se puede observar por todo el cielo.

Según el Observatorio Astronómico Nacional, habrá otras lluvias de estrellas menos importantes, tales como las chi-oriónidas (sábado 2 de diciembre), las phoenícidas (miércoles 6 de diciembre), las púppidas/vélidas (jueves 7 de diciembre), las monocerótidas (sábado 9 de diciembre), las sigma-hídridas (martes 12 de diciembre), las coma berenícidas (martes 19 de diciembre) y las úrsidas (viernes 22 de diciembre). En todos los casos se recomienda acudir a lugares con reducida contaminación lumínica para poder disfrutar de estos evento celestes.

Planetas

El calendario astronómico de diciembre también fija para el miércoles 13 de diciembre la mínima elongación de Mercurio, lo que supone que el ángulo aparente entre Sol y este mundo es lo más pequeño posible, dificultando la observación del planeta. Cuatro días más tarde, el domingo 17 de diciembre, se producirá la conjunción entre la Luna y Mercurio, un fenómeno en el cual ambos cuerpos se localizan en la misma longitud celeste al ser observados desde la Tierra.

Comienza el invierno (en el hemisferio norte)

invierno

Fuente: Pixabay.

Según el Instituto Geográfico Nacional, el invierno comenzará en el hemisferio norte el 21 de diciembre a las 17:28 h (hora oficial peninsular) y terminará el 20 de marzo de 2018, dando paso a la primavera. En total la estación invernal durará 88 días y 23 horas. El cielo matutino en esta época estará dominado por Marte, Júpiter y Saturno, mientras que en el vespertino nos encontraremos a Urano y, más adelante, a mediados de febrero, también a Venus. En el hemisferio sur, por el contrario, arrancará oficialmente el verano.

Fuente | Hipertextual

Deja un comentario